Capítulo II: Incorporación al Colegio

Artículo 6.- Deber de incorporación al Colegio.

  1. Para poder ejercer la profesión de arquitecto dentro del ámbito territorial de este Colegio Oficial de Arquitectos de León, será necesario estar dado de alta en el mismo.
    Asimismo deberán incorporarse al Colegio los funcionarios y el personal laboral de las Administraciones Públicas en Castilla y León; excepto para el ejercicio de sus funciones administrativas y para la realización de actividades propias de la profesión por cuenta de aquéllas cuando el destinatario único de tales actividades sea la Administración.
    Podrán igualmente incorporarse o permanecer en el Colegio con carácter voluntario los Arquitectos que no ejerzan la profesión o que, en razón de su modalidad de ejercicio, se encontraren legalmente dispensados del deber de colegiación.
  1. La incorporación como colegiado será obligatoria cuando el arquitecto tenga en el ámbito territorial del Colegio su domicilio profesional, que será el de su estudio o el de su puesto de trabajo como Arquitecto; si dispusiere de más de un domicilio profesional en España, se tomará en cuenta a estos efectos el que tenga carácter de principal. En caso de no contar con estudio ni puesto de trabajo, se reputará como domicilio el municipio donde el Arquitecto figure empadronado.
  2. La realización por los arquitectos colegiados en otros colegios, de trabajos en el ámbito territorial del Colegio, sólo requerirá su previa comunicación a éste, quedando así sujetos a las competencias del mismo en materia de ordenación, visado, control deontológico y potestad disciplinaria para todo cuanto concierna o se derive de la actuación profesional de que se trate.

Artículo 7.- Obligaciones.

Los arquitectos, por el hecho de su incorporación al Colegio, quedan obligados desde su ingreso al más exacto cumplimiento de las prescripciones de los Estatutos Generales, de las que se contienen en este Estatuto Particular, de los Reglamentos y de las restantes normas que se acuerden por la Junta General del Colegio y de las resoluciones adoptadas por los distintos Organos de Gobierno.

Quedan asimismo obligados a contribuir al sostenimiento del Colegio abonando puntualmente las cuotas y descuentos que les correspondan con arreglo al presente Estatuto Particular y los acuerdos de la Junta General.

Artículo 8.- Requisitos para la incorporación.

  1. Para incorporarse como colegiado será necesario el cumplimiento de las siguientes condiciones:

a) Poseer la titulación legalmente requerida para el ejercicio en España de la profesión de Arquitecto.
b) No hallarse incapacitado o inhabilitado legalmente para el ejercicio de la profesión.
c) No encontrarse suspendido en el ejercicio profesional por sanción disciplinaria colegial firme.
d) Abonar los correspondientes derechos de incorporación.
e) Cumplir el requisito de domiciliación establecido en el artículo 6.2.

La incorporación al Colegio se solicitará mediante escrito dirigido a la Junta de Gobierno, en el que se harán constar las señas de identidad del interesado, el cumplimiento de los requisitos necesarios para causar alta, así como los restantes datos que deban constar en el Registro del Colegio. Deberán acompañarse los documentos que justifiquen los extremos consignados en la solicitud. La condición a) se acreditará mediante testimonio autentificado del título. En caso de tratarse de titulación extranjera se aportará, además, la documentación acreditativa de su validez en España y si se tratase de ciudadanos de otros países cumplirán los demás requisitos legalmente exigidos para el establecimiento y trabajo de los extranjeros en España.

La condición b) se entenderá acreditada por declaración del interesado.

La condición c) se hará constar mediante certificación expedida por el Consejo Superior de Colegios.

La Junta de Gobierno resolverá las solicitudes de colegiación en el plazo máximo de un mes, pudiendo denegarlas únicamente cuando no se cumplan las condiciones fijadas en el apartado anterior. La resolución podrá dejarse en suspenso por una sola vez y durante el plazo máximo de un mes para subsanar las deficiencias de la documentación presentada o para efectuar las comprobaciones que sean procedentes a fin de verificar su legitimidad y suficiencia. Las solicitudes efectuadas por ciudadanos extranjeros o por arquitectos con titulación extranjera requerirán, además, informe del Consejo Superior; en estos supuestos el plazo máximo de resolución será de tres meses.

  1. Los arquitectos que residan en país extranjero podrán incorporarse aún sin ostentar la condición de colegiado, sujetándose a las normas de acreditación que resulten aplicables cuando no tengan la nacionalidad española.
  2. La incorporación de arquitectos con nacionalidad y titulación comprendidas en las Directivas de la Unión Europea sobre reconocimiento mutuo de títulos en el sector de la Arquitectura y ejercicio efectivo del derecho de establecimiento y de libre prestación de servicios, se atendrá a lo dispuesto en dichas Directivas específicas y en la normativa reglamentaria de transposición de las mismas al ordenamiento jurídico español.

    Artículo 9.- Suspensión de la colegiación.

    Son causas determinantes de la suspensión de la colegiación y, por tanto, de los derechos inherentes a la condición de colegiado:

a) La inhabilitación o incapacitación para el ejercicio profesional decretada por resolución judicial firme.
b) La suspensión en el ejercicio profesional impuesta por sanción disciplinaria colegial devenida firme.
c) El impago de las contribuciones colegiales durante el período de seis meses y previo requerimiento fehaciente al pago con advertencia de suspensión.

La situación de suspenso se mantendrá en tanto subsista la causa que la determine.

Artículo 10.- Bajas.

  1. Los Arquitectos pierden la condición de colegiado causando baja en el Colegio:

a) Por pérdida o inexactitud comprobada de alguna de las condiciones exigibles para el ejercicio de la profesión de Arquitecto en España.
b) A petición propia, siempre que no tenga el interesado compromisos profesionales pendientes de cumplimiento o acreditando, en otro caso, la renuncia correspondiente.
c) Por expulsión decretada en resolución de la jurisdicción disciplinaria colegial devenida firme.
d) Por hallarse suspendido durante tres meses consecutivos conforme al párrafo c) del artículo anterior. En cualquier caso, la reincorporación quedará condicionada al pago de las cuotas adeudadas y de sus intereses de demora siempre que, de acuerdo con la legislación aplicable, el crédito no hubiera prescrito.
Obtenida la rehabilitación, la incorporación deberá efectuarse por el Colegio sin dilación ni excusa.
e) Por fallecimiento del Colegiado

2. La situación de ejerciente en el ámbito de este Colegio, por parte de arquitectos colegiados en otros colegios, cesa con la terminación del trabajo o trabajos profesionales que la determinaron, sin perjuicio de la persistencia de la competencia del Colegio para conocer de las situaciones y cuestiones pendientes hasta su extinción , liquidación o resoluciones definitivas.