Capítulo IX: Régimen Económico

Artículo 55.- Recursos económicos.

Constituyen los recursos económicos del Colegio:

  1. Ordinarios

a) Los productos de los bienes, derechos y obligaciones del patrimonio colegial.

b) Los honorarios por la elaboración de informes, dictámenes, estudios y otros asesoramientos técnicos que se les requieran. La cuantía de dichos honorarios será fijada en cada caso por la Junta de Gobierno. Cuando los referidos trabajos fueran solicitados por algún Arquitecto incorporado al Colegio para apoyar su derecho, litigando en nombre propio sobre materia profesional, el Colegio no percibirá honorarios por este concepto.

c) Las percepciones por la expedición de certificados, o por prestaciones derivadas del ejercicio del visado o de otras funciones encomendadas al Colegio por disposiciones legales o reglamentarias.

d) Los beneficios que obtengan por sus publicaciones u otros servicios o actividades remuneradas que realicen.

e) Las contribuciones económicas de los Arquitectos con arreglo a lo dispuesto en el artículo siguiente.

f) Los que por cualquier otro concepto legalmente procedan.

  1. Extraordinarios:

a) Las subvenciones, donativos, herencias o legados de los que el Colegio pueda ser beneficiario.

b) El producto de la enajenación de los bienes de su patrimonio.

c) Las cantidades que en cualquier concepto corresponda percibir al Colegio por administración de bienes ajenos.

d) Los que por cualquier otro concepto legalmente procedan.

Artículo 56.- Contribución de los arquitectos.

  1. Son contribuciones de los Arquitectos colegiados:a) Los derechos de entrada o de incorporación de los colegiados.b) Las cuotas ordinarias, ya sean fijas o variables en razón, para este segundo supuesto, de criterios objetivos determinados reglamentariamente con sujeción a los principios de generalidad, equidad y proporcionalidad.c) Las cantidades que en su caso se establezcan por el uso individualizado de los servicios colegiales. El cobro por servicios que sean de uso obligatorio en virtud de los Estatutos y Reglamentos, deberá hacerse con arreglo a condiciones aprobadas por la Junta General.
  2. Los arquitectos incorporados temporalmente contribuirán mediante, los descuentos o cuotas porcentuales colegiales, que serán los mismos que para el resto de colegiados.
  3. Los Arquitectos funcionarios que, por razón de su régimen de incompatibilidad o de dedicación, no puedan ejercer la profesión privada, así como los Arquitectos que, por distintos motivos, ejerzan la profesión en forma distinta de la liberal, abonarán como colegiados una cuota reducida.

Artículo 57.- Sistema presupuestario.

  1. El régimen económico de los Colegios es presupuestario. El presupuesto será único, nivelado, comprenderá la totalidad de ingresos, gastos e inversiones del Colegio e irá referido a un año natural.
  2. En cada presupuesto se cifrarán con la suficiente especificación los gastos previstos en función del programa de actividades a desarrollar por los distintos órganos colegiales, así como los ingresos que se prevea devengar durante el correspondiente ejercicio.

Artículo 58.- El patrimonio del Colegio.

  1. Constituye el patrimonio del Colegio el conjunto de todos sus bienes, derechos y obligaciones. El Colegio ostenta su titularidad, sin perjuicio de la adscripción de bienes determinados a los órganos territoriales que lo componen.
  2. El régimen de administración, inventario, inscripción registral y disposición de los bienes, deberá garantizar la transparencia y responsabilidad en la gestión y la integridad y conservación del patrimonio colegial.

Artículo 59.- Régimen económico de las Delegaciones.

Las Delegaciones provinciales organizarán autónomamente su vida económica y redactarán sus presupuestos.

En caso de que alguna de las Delegaciones no pudiera nivelar con sus propios recursos el capítulo de gastos que tuviera, solicitará de la Junta de Gobierno, previa la presentación de una memoria detallada, la consignación en el presupuesto general del Colegio, de la cantidad necesaria para regular su vida económica.

Artículo 60.-Custodia e inversión de los fondos del Colegio.

El capital del Colegio se invertirá en la forma que a propuesta de la Junta de Gobierno sea aprobada en Junta General.

Los depósitos se harán en nombre del Colegio y los resguardos se custodiarán en la caja de valores, bajo la responsabilidad personal del Tesorero del Colegio.

La Junta de Gobierno acordará la inversión en bienes inmuebles o valores del Estado del excedente de fondos que no fueran necesarios para las atenciones corrientes.

Los intereses y rentas del capital del Colegio se cobrarán por el Tesorero.

Artículo 61.-Administración de los fondos del Colegio.

El capital del Colegio será administrado por la Junta de Gobierno, ejerciendo el Decano las funciones de ordenador de pagos.

La contabilidad del Colegio se dividirá en dos secciones, “tesorería” y “contaduría” a cargo del Tesorero y de quien ejerza la función de Contador en la Junta de Gobierno.

Los libros fundamentales de la contabilidad del Colegio serán: uno de Inventarios y Valores, un Mayor, un Diario y los auxiliares que se consideren necesarios.

Los colegiados tendrán derecho a pedir y obtener libremente los datos que deseen sobre la marcha económica del colegio, siempre que concreten su petición, pudiendo examinar la contabilidad y los libros en el período que media entre la convocatoria y la celebración de la Junta General Ordinaria.